martes 29 ene 2019 19,00 hr
Encuentros con la Literatura

Conversación con Arturo Pérez-Reverte

Presentación libro

El académico de la lengua, periodista y escritor conversará sobre literatura y su nueva novela “Sabotaje” con el autor mallorquín y colaborador de Diario de Mallorca, José Carlos Llop.

 

Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, España, 1951). Uno de los autores más destacados de la literatura en español por su estilo directo, culto y envolvente.

Los de Pérez-Reverte son mundos construidos con maestría, porque los conoce de primera mano. Fue reportero de guerra durante veintiún años, desde 1973 hasta 1994. Cubrió más de dieciocho conflictos en El Salvador, Nicaragua, Sudán, Mozambique, las Malvinas, los Balcanes e Irak. Ha visto lo mejor y lo peor del ser humano; a los lobos y a los corderos, que consigue esculpir en mármol literario. Académico de la lengua, periodista y escritor, Pérez-Reverte es alguien que descree de las poses, sean cuales sean.

Su primera novela publicada fue El húsar (1986). A la que siguieron más de veinticuatro libros, entre ellos: El maestro de esgrima (1988), La tabla de Flandes (1990), El club Dumas (1993), La sombra del águila (1993), Territorio Comanche (1994), La carta esférica (2000), El pintor de batallas (2006), El Asedio (2010), El tango de la Guardia Vieja (2012), El francotirador paciente (2013) y Hombres buenos (2015). De forma paralela a su serie Falcó, Pérez-Reverte publicó en 2018 una novela breve, brillante: Los perros durosno bailan, un trasvase de sus héroes rotos al mundo de los canes.

 

Sabotaje. Con ese título firma Arturo Pérez-Reverte la tercera novela protagonizada por Lorenzo Falcó, un jerezano elegante y bien plantado, un ex traficante de armas que trabaja para el Grupo Lucero, una sección del Servicio Nacional de Información y Operaciones (SNIO), el organismo de inteligencia de la Falange, y del que él es su principal estrella. Sin embargo, Falcó libra su propia guerra. Su naturaleza configura sus movimientos. Es un hombre peligroso. Alguien que sólo es leal a su propia causa y a quien la cercanía de la acción inyecta en sus venas una lucidez especial. Para él, vivir es depredar.